Tormenta en el Ministerio Público por caso Nadine Heredia

tormenta-en-el-ministerio

Primero dispuso que magistrado solo preste “apoyo”, pero ante las críticas decide mantenerlo “a dedicación exclusiva”

El piso 9 de la sede del Ministerio Público sufrió ayer más que un terremoto. En horas de la mañana se informó que el fiscal titular provisional César Rojas León, quien estaba a cargo de la investigación por lavado de activos que se sigue a la primera dama Nadine Heredia, había sido removido de su cargo y pasaba a ser solo un fiscal “de “apoyo” en el caso.

Las críticas no se hicieron esperar por parte de políticos y entendidos, que cuestionaron la fortaleza del fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, para resistir los embates políticos y defender sus fueros.

El mandatario Ollanta Humala había acusado hace unos días a la Fiscalía de haber emprendido una persecución en contra de su esposa.

Las cosas se ponían pues color de hormiga para el hombre fuerte del Ministerio Público. Es por ello que al promediar las cinco de la tarde convocó al fiscal César Rojas León a su despacho -en el piso 9 de la Fiscalía de la Nación- y le informó que ya no sería un “apoyo”, sino que lo nombraría “fiscal a dedicación exclusiva” en el caso Nadine Heredia. La situación estaba salvada.

EL FACTOR PANTOJA. Pero vayamos por partes. Según la resolución publicada ayer en las Normas Legales del diario oficial El Peruano, el fiscal Rojas León estaba siendo cambiado por el fiscal titular Lizardo Pantoja Domínguez, quien ganó el cargo a través de un concurso público ante el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

Sin embargo, la misma norma indicaba que César Rojas León continuaría en el despacho “para que preste apoyo en la investigación de la Carpeta Fiscal N° 06, 2015”, referida al caso Nadine Heredia, abierto en enero de este año.

Es más, el propio fiscal de la Nación declaró a los medios: “Lo que hemos hecho es cumplir con la ley, y para evitar suspicacias e injerencias en el caso específico, hemos visto conveniente que el fiscal Rojas continúe apoyando en la investigación del caso de la señora Nadine Heredia”.

Lo que no dijo Sánchez Velarde en ese momento es que, al pasar solo como apoyo, el fiscal Rojas León ya no podría tomar decisiones con respecto a qué se investiga en torno al caso y qué no. Tampoco podría firmar órdenes de embargo o coordinar directamente con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), como lo ha venido haciendo. Todo debería pasar por las manos del nuevo fiscal Pantoja Domínguez.

En breves declaraciones a Correo, el fiscal Rojas León había dicho que estaba evaluando la posibilidad de “renunciar” o pedir su cambio a su plaza de origen como titular en la Fiscalía de Lurín; mientras tanto, debía cumplir con lo ordenado por Sánchez Velarde.

EXCLUSIVIDAD. Los cuestionamientos al interior del Ministerio Público no se hicieron esperar, pues el caso se asemejaba mucho a lo que ocurrió en marzo último con la fiscal para casos de Lavado de Activos, Marita Barreto, que investiga al empresario Rodolfo Orellana.

Cuando el CNM nombró como titulares a los fiscales Manuela Villar y Eduardo Poma, en las Fiscalías de Lavado de Activos, se temía el cambio de la fiscal Barreto, pero no ocurrió. Por el contrario, Marita Barreto fue respaldada por Sánchez Velarde y sobre todo se ratificó su designación como fiscal ad hoc en el caso Orellana, es decir, a dedicación exclusiva.

¿Esto pudo haber pasado inicialmente con Rojas León en el caso Nadine? Sí, y la decisión correspondía al fiscal de la Nación, tal como ocurrió hace un mes con la titular de la 46 Fiscalía Penal de Lima, Raquel Cárdenas, quien también maneja a dedicación exclusiva el caso de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI).

En ambos casos, la dedicación exclusiva les faculta a tomar sus propias decisiones, firmar resoluciones y no rendirle cuentas más que al Coordinador.

Por la tarde, luego de la reunión que sostuvieron el fiscal Rojas León y el titular del Ministerio Público, Pablo Sánchez, el primero comentó en conferencia de prensa que el titular del Ministerio Público le mostró su respaldo. Además, indicó que permanecería en el sistema de lavado de activos “a dedicación exclusiva” del caso Nadine Heredia.

“Yo seguiré manejando el caso, firmaré mis propias resoluciones; eso me han indicado”, sostuvo el magistrado.

GENUFLEXO. Sin embargo, el fiscal de la Nación recién tomó esta decisión en horas de la tarde, luego de recibir una andanada de críticas. Las más fuertes provinieron del congresista aprista Mauricio Mulder, quien lo calificó de “genuflexo” por sacar de la titularidad del caso Nadine Heredia al fiscal Rojas León.

“Yo creo que estamos frente a un golpe de Estado continuo aquí en el Perú, porque la posición genuflexa del fiscal de la Nación, de rápidamente sacar a un fiscal que está haciendo una investigación vinculada al poder, demuestra que el Gobierno ha presionado a este fiscal genuflexo, a este señor Sánchez”, sostuvo.

El legislador aprista incluso se aventuró a afirmar que el caso sería archivado por el nuevo fiscal Lizardo Pantoja.

“Es evidente la presión del Presidente de la República después de haber dicho que el fiscal es un ‘salvaje’ y de haber llamado ‘mamarracho’ a la investigación contra su esposa. Entonces, un fiscal de la Nación temblecón se muere de miedo y lo único que quiere es atornillarse en el cargo que tiene”, expresó.

No obstante, las críticas no solo llegaron desde el ala aprista. El congresista acciopopulista Víctor Andrés García Belaunde sostuvo que el cambio de fiscal perjudicaba la imagen limpia que tenía Sánchez Velarde.

“Es como si mañana cambiaran a Marita Barreto con la misma excusa. Eso no se puede aceptar. El fiscal puede cometer errores, pero el fiscal no sentencia, sino investiga y coloca las pruebas”, indicó.

PRESIONES. Finalmente, García Belaunde añadió que el cambio de Rojas “llamaba a sospecha” y “eso atenta contra la justicia, la investigación, la transparencia y la imagen del propio fiscal de la Nación”.

Es más, precisó que llamarían al Congreso al titular del Ministerio Público para que explique el polémico cambio.

“Nadie podía dejar de pensar que aquí hay presión del Gobierno y el Poder Ejecutivo para cambiarlo. Es una cosa muy grave”, advirtió en torno a la resolución sobre Rojas.

Otro de los fuertes cuestionamiento llegó por cuenta del legislador Yonhy Lescano, quien aseguró que los cambios en el Ministerio Público deslegitiman la investigación contra la Primera Dama.

“Me parece inaudito que un fiscal que se enfrenta al poder reabra una investigación y de comandante lo pasen a capitán. Eso es desmerecer una investigación”, lamentó.

Es más, coincidió con que el cambio de Rojas León da una mala imagen al Ministerio Público, pues recalcó que “el fiscal Pablo Sánchez no está cumpliendo con hacerse respetar y defender a sus magistrados cuando investigan bien”.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.