Sicarios matan a testigo clave del caso Gerald Oropeza

sicarios-m

Fiscalía pide detención de Gerald Oropeza conocido como “Tony Montana” y La Molina admite que legalizó posesión de su casa.

Insólito y siniestro. Patrick Zapata Coletti (25), amigo de Gerald Oropeza y testigo clave del “narcoajuste” de la camioneta Porsche, fue hallado muerto por un vigilante en la Huaca La Muralla (San Martín de Porres) 72 horas después de haber rendido su manifestación ante la Policía y tras una serie de hechos impunes y la lenidad de las autoridades.

Y es que el pasado ataque de guerra a un vehículo Porsche, la posesión irregular de una residencia del Estado, el libre envío de drogas por el Callao y este asesinato, sin una sola pestañeada del Gobierno, acaban de colocar a Lima como posible escenario de una novela de Mario Puzo.

¿AJUSTE? Eran las seis y veinte de la mañana de ayer cuando un vigilante halló el cadáver de Zapata con 15 impactos de bala. El cuerpo yacía recostado boca abajo y su cabeza estaba cubierta con una casaca en medio de un cúmulo de basura y desmonte.

Tras el hallazgo, los agentes de la Divincri-Los Olivos llegaron al lugar, en la avenida Prolongación Naranjal, altura de La Muralla-El Paraíso, sector del exfundo Chuquitanta (San Martín de Porres), y se percataron de que la víctima, quien vestía polo negro, short y sandalias, coincidía con los rasgos físicos de Patrick Zapata, testigo clave del atentado que sufrió Oropeza en San Miguel.

La manifestación de dos acompañantes de Patrick Zapata, que estuvieron con él horas antes de su muerte, hizo que la Policía manejara la hipótesis de un ajuste de cuentas.

María Andrade Rodríguez (24) y Pilar Casas Quintana (20), que estuvieron con Patrick Zapata en la discoteca Songo, contaron a la Policía que a las seis de la mañana ochos sujetos, provistos de armas de fuego, interceptaron con dos autos el taxi en que viajaban y lo obligaron a detenerse a la altura de la cuadra 15 de la avenida Angélica Gamarra (Los Olivos). En ese lugar secuestraron a Zapata y huyeron con destino al aeropuerto Jorge Chávez.

La Policía no descarta que detrás de la muerte de Patrick Zapata se encuentren los mismos que atacaron el “narcoporsche”.

SOLO CONOCIDO. Aunque aseguró en su manifestación que era amigo de Gerald Oropeza desde hace cuatro meses, Patrick Zapata aparece en los videos de las desenfrenadas fiestas de La Planicie y en las fotos de sus viajes. Incluso estuvo con Patrick Oropeza en el último periplo que hizo a Cancún, solo que al regreso él tomó un taxi.

En el programa La Batería de Panamericana, Patrick Zapata dijo que siempre pensó que Gerald Oropeza solventaba sus gastos con los ingresos de la empresa que heredó de su padre.

CASA AUTORIZADA. A este brutal asesinato se suma otra sorpresa. El programa Sin Medias Tintas reveló que la Municipalidad de La Molina otorgó un certificado de posesión de la casa de La Planicie a Garry Paul Guanilo Dreyfus, amigo y mano derecha de Gerald Oropeza, con el que planeaba vender la vivienda para impedir que la Superintendencia de Bienes Nacionales se la embargue.

Guanilo Dreyfus recibió esta constancia el 21 de noviembre de 2012 y la incluyó en el poder notarial que otorgó a Félix Amador Salazar Méndez, a quien autorizó a comercializar el inmueble tras enterarse de que la Superintendencia se percató de que la casa estaba ocupada.

También se señala que la Gobernación de La Molina le dio al “Tony Montana peruano” una resolución de garantías personales y posesionarias sobre la residencia el 10 de setiembre de 2007. Para conseguir las garantías, Gerald Oropeza presentó una declaración jurada donde manifestaba que estaba en posesión del inmueble desde 2005.

 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.