Se desata una guerra política en el PPC por candidato 2016

se-desata-una-guerra-politic

Entre “lourdistas” y “castristas”. Presidente Raúl Castro es acusado de cambiar las reglas de juego para elegir al nuevo aspirante presidencial y al titular del partido. “No voy a permitir este golpe de Estado”, dijo Javier Bedoya de Vivanco.

Las pugnas internas en el Partido Popular Cristiano (PPC) han convertido a esta organización política en un campo de batalla sin cuartel donde -desde hace algunos días- se ha desatado una guerra abierta entre quienes apoyan al presidente Raúl Castro Stagnaro y quienes están en desacuerdo con sus lineamientos de mandato.

El último viernes, el congresista Javier Bedoya salió al frente para denunciar que Raúl Castro “pretende” realizar un golpe de Estado al intentar apoderarse de las instituciones partidarias con el objetivo de controlar las elecciones internas.

Según dejó entrever, la injerencia de Castro corresponde a sus deseos por ser reelegido presidente del PPC y la aspiración de convertirse en el candidato a la máxima magistratura el año 2016.

“Es una sucesión de situaciones que se han presentado. En primer lugar, cuando el Tribunal Nacional Electoral (TNE) del PPC es elegido por el Congreso del partido, comienza a designar tribunales en cada departamento. El presidente los llamó por teléfono y con improperios les dijo que ese era su tribunal y que ellos debían cumplir con lo que él había ordenado”, relató en Canal N.

Sin embargo, la gota que rebalsó el vaso y desencadenó una serie de ataques entre militantes fue la resolución que la semana pasada emitió Castro Stagnaro y en la que se establecía que el aspirante a la Presidencia de la República se elegirá el próximo 15 de noviembre, a pesar de que la decisión le competía al TNE.

El presidente pepecista también otorgó al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) la potestad de evaluar las tachas que se presenten contra los precandidatos. Asimismo, en otra resolución, nombró a dos nuevos integrantes del TNE luego de que los elegidos renunciaran a sus cargos.

RECHAZO TOTAL. Todas estas decisiones no le hicieron ninguna gracia a una facción del partido, integrada por los parlamentarios de esta bancada.

“Emite dos resoluciones en nombre de la presidencia del partido, que es integrada por el presidente y los cuatro vicepresidentes. Sin embargo, él (Raúl Castro) es el único que firma. En las resoluciones nombra a dos personas para cubrir las dos vacantes (del TNE), cosa que por estatuto le compete al congreso del partido. Y convoca a elecciones dentro de un cronograma que él mismo ha preparado”, señaló Bedoya.

En esta línea, agregó que, junto con sus compañeros de bancada Marisol Pérez Tello y Juan Carlos Eguren, solicitaron a través de una denuncia la intervención del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en el proceso electoral partidario.

“Yo no he formado parte de ninguno de los dos grupos (que se disputan el poder). Pero frente a este golpe de Estado, este avasallamiento intolerante es necesario (intervenir) Los hechos demuestran que están avasallando los estatutos, imponiendo sus decisiones, poniendo a personas que corresponden ser nombradas por el congreso del partido, no reconoce a las personas. En consecuencia, ha dicho que es el CEN, que le responde a él, el que va a asumir las funciones del tribunal”, cuestionó Bedoya.

LÍDER DE CONSENSO. Ante esta situación, Bedoya relató que le solicitaron a Raúl Castro que decline de su candidatura para la reelección a fin de evitar que la unidad partidaria siga resquebrajándose. Precisó que lo mismo hizo con el legislador Alberto Beingolea Delgado, quien también aspira a ese cargo.

“Se le ha sugerido que no postule a la reelección del partido, que dé un paso al costado. Lo mismo a Beingolea, para superar los impasses internos y así viabilizar una candidatura de consenso, que sería la de Lourdes Flores”, concluyó Bedoya.

BEINGOLEA LA PIENSA. Sin embargo, consultado sobre el tema, el congresista Beingolea dijo a Correo que él responde a la solicitud de mucha gente que le ha pedido que se presente a los comicios de la dirigencia. Sin embargo, no descartó esa posibilidad.

“Hay dirigentes que me han pedido (que postule) y quieren cambios. Pero si en el camino tengo que decidir y conversar, me allano a una solución sin cualquier duda”, afirmó tras respaldar las afirmaciones de su colega Bedoya.

Por su parte, Juan Carlos Eguren se mostró de acuerdo en que Lourdes Flores sea la nueva lideresa del PPC en pos de preservar la “institucionalidad del partido”.

En otro momento, se sumó a los cuestionamientos que los demás integrantes de su bancada hicieron a Raúl Castro y no desestimó la posibilidad de ir en alianza con el Partido Aprista Peruano.

“No tenemos ningún pacto o alianza con ningun otro partido. Pero existe la posibilidad si así se decide en el Congreso. Sin embargo, conociendo a mi partido, no vemos la posibilidad de una alianza con el fujimorismo”, aseguró.

Eguren se mostró confiado en que las resoluciones emitidas por Castro serán impugnadas y adelantó que el lunes el Tribunal Nacional Electoral hará la convocatoria oficial para que se realice el proceso electoral de acuerdo a Ley.

“El único órgano que tiene por función convocar a elecciones es el Tribunal Electoral y esto es por mandato del Congreso. Cualquier otra propuesta no es válida”, culminó.

EMITEN COMUNICADO. En tanto, el Consejo Ejecutivo Nacional del PPC, liderado por Raúl Castro, emitió ayer un comunicado en el que da a conocer los acuerdos a los que llegaron en una reunión sostenida la noche del viernes.

En uno de los puntos ratifican las facultades del presidente del partido para convocar a elecciones con el fin de elegir tanto la fórmula presidencial como a los vicepresidentes. Además, a los delegados que elegirán a los candidatos al Parlamento.

En el documento también reiteran el poder de la presidencia para “designar a los miembros necesarios para completar el Tribunal Nacional Electoral”.

Además, precisan que la función del TEN es “recibir” las candidaturas y procesar las tachas que se interpongan contra las mismas.

“(Invocamos) a los parlamentarios, autoridades, dirigentes y militantes en general a ajustar su conducta a los deberes de la veracidad, honestidad, laboriosidad, iniciativa, respeto mutuo, eficiencia y solidaridad”, continúa el documento.

Asimismo, exhortaron a los congresistas a acatar las decisiones tomadas por Castro Stagnaro y solicitaron a las instituciones autónomas como el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que respeten las “decisiones de los órganos de gobierno partidario” y no se precipiten a cualquier observación tras la denuncia interpuesta por los legisladores pepecistas.

Es el sucesor de Lourdes Flores

Raúl Castro Stagnaro fue elegido presidente del Partido Popular Cristiano (PPC) en noviembre de 2011. Se impuso a Alberto Beingolea.

El PPC: entre la democracia y las pugnas internas

A punto de cumplir 50 años de fundación, los dirigentes del PPC no han podido disimular sus diferencias.

2014

octubre

Se hacen públicas las disputas dentro del Partido Popular Cristiano (PPC) por elegir al candidato presidencial para las elecciones de 2016. Un sector no descarta alianzas.

2015

febrero

En un congreso partidario se decide que el PPC presentará candidato propio presidencial para el año 2016 y que esta vez no se harán alianzas.

2015

octubre

El presidente Raúl Castro convoca a elecciones internas y los congresistas de su bancada se quejan por las faltas al estatuto y piden que intervenga el JNE.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.