Puno: confirman maltrato de bolivianos a policías y autoridades

puno2

Jefe del Frente Policial de Puno, Wilman Carrasco Becerra fue a la zona de frontera pata negociar liberación de policías retenidos en cuartel boliviano.

El alcalde distrital de Cojata, provincia de Huancané (Puno), Alfonso Ojeda, confirmó que nueve policías, el primer regidor, Santiago Mamani Cala y el gobernador, Hermenegildo Mamani fueron sometidos a maltratados, humillados y secuestrados por pobladores bolivianos.

Afirmó que continúan retenidos los efectivos de la Unidad Especializada para Trabajos de Interdicción Minera de Lima en un cuartel boliviano en el sector de Japucollo, luego que sin darse cuenta ingresaran al su territorio tras perseguir a vehículos de mineros ilegales.

Precisó que las mencionadas autoridades fueron golpeadas, insultadas con términos vejatorios y obligados a una larga caminata descalzos; siendo liberados luego de pedir disculpas. La misma suerte, aunque con mayor rudeza, corrieron los policías que fueron llevados al fuerte boliviano.

Por la delicada situación, invocó la intervención de la Cancillería peruana, mientras que un contingente de 55 policías liderados por el jefe del Frente Policial de Puno, Willman Carrasco, se reunían entre los hito 18 y 19  de la comunidad de Perla para negociar la liberación de los custodios.

El burgomaestre indicó que este hecho surge a consecuencia de los constantes problemas que tienen con los mineros ilegales bolivianos que están contaminados el río Suches. Asimismo lamentó la ausencia del Estado en esta zona de frontera.

Cabe recordar que la captura y retención de los policías peruanos se produjo cuando intentaban intervenir un vehículo con material mineros y perseguir a tres camionetas procedentes del distrito Ananena, provincia de San Antonio de Putina (Puno).

También se hizo hincapié que al no estar bien definidos los hitos en la zona, los custodios que no conocen el sector pasaron involuntariamente a territorio boliviano, cuyos pobladores reaccionaron apedreando su unidad, secuestrándolos y llevándolos al cuartel de su país. 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.