Martín Belaunde Lossio burla arresto domiciliario en Bolivia

martin-belaunde-lossio-burl

Cuatro agentes que lo custodiaban se encuentran detenidos y son interrogados por autoridades.

Cuando se convenció de que estaba a horas de ser extraditado a Lima, habiendo fracasado todos los intentos legales por evitarlo, el exasesor presidencial Martín Belaunde Lossio decidió fugar.

El gobierno de Bolivia descartó las primeras hipótesis (secuestro u operación policial) y calificó oficialmente el hecho como una fuga con la posible complicidad del equipo policial encargado de vigilarlo.

Seis horas después de la evasión, el Ministerio de la Presidencia de Bolivia emitió una alerta de búsqueda y captura.

MADRUGADOR. El escape de Martín Belaunde Lossio, según el Ministerio de Gobierno de ese país, ocurrió aproximadamente a las cuatro de la madrugada de ayer.

La versión ofrecida por los parientes (sobrinos y primos) con los que compartía la casa bajo vigilancia señala que la noche del sábado último Belaunde se despidió como de costumbre y se fue a dormir.

En la mañana del domingo, aseguró un sobrino, se percataron de que no estaba en ningún lugar de la casa, y cuando preguntaron a los policías, estos mostraron sorpresa.

Martín Belaunde Lossio cumplía arresto domiciliario en la finca de un amigo suyo ubicada en la ciudad de La Paz, barrio de Bajo Llojeta, calle 16, Los Eucaliptos, N°3018, cerca de una clínica.

Este barrio de clase media está a 40 minutos del centro de La Paz y a dos horas del control fronterizo de Desaguadero, por donde el prófugo ingresó ilegalmente a Bolivia el 1 de diciembre de 2014. Permaneció aquí desde el 21 de enero de 2015.

Imágenes de TV indican que hay ventanas en la finca que dan hacia un bosque situado en la parte posterior. El escape habría ocurrido por dicho lugar.

SIN SALIDA. La extradición y entrega a las autoridades peruanas era el único camino en el futuro de Martín Belaunde Lossio.

El viernes 22 de mayo, el Tribunal Constitucional (TC) de Bolivia rechazó dos recursos planteados por su defensa para revocar su detención y evitar su extradición al Perú.

Los dos procesos que evaluó el TC eran una acción de libertad y un amparo constitucional, este último derivado a ese organismo tras ser rechazado por un Tribunal de Garantías de Chuquisaca.

VERSIÓN BOLIVIANA. “Oficialmente queremos informar que el señor Belaunde ha fugado de la residencia donde se encontraba custodiado por un equipo de policías”, informó antes del mediodía desde el Palacio de Gobierno, en La Paz, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

El funcionario boliviano lamentó la “negligencia y la presunta complicidad” de los policías de custodia y responsabilizó también al comando general de la Policía.

Precisó que la Policía reportó la fuga cuatro horas y media después del suceso, que se estima ocurrió a las cuatro de la mañana.

Según la autoridad, todas las unidades policiales están movilizadas para capturar a Martín Belaunde Lossio y también han sido alertadas sobre la fuga las unidades de frontera del Ejército, la Armada boliviana y la Interpol.

“El Gobierno estaba haciendo lo que correspondía hacer en este caso. Estábamos a un paso prácticamente de entregar al señor Belaunde al Estado peruano y desafortunadamente se ha producido este hecho (…) No vamos a permitir que ningún funcionario público en este caso tenga la más mínima licencia para delinquir”, remarcó el ministro de la Presidencia.

Los cuatro policías que custodiaban a Martín Belaunde Lossio comparecen desde ayer ante un fiscal en las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen.

EN LIMA. La exprocuradora adjunta Yeni Vilcatoma, que investigó el caso de Martín Belaunde Lossio, encuentra responsables a los ministros del Interior, José Luis Pérez Guadalupe; y de Justicia, Gustavo Adrianzén, y al procurador Joel Segura.

A su juicio, estos funcionarios debieron gestionar ante Bolivia la instalación inmediata de un cordón policial adicional a los cuatro policías que custodiaban al procesado.

Vilcatoma lamentó que no se hayan dado estas gestiones “Esto ya se trata de una omisión encubridora”, expresó.

“Son una serie de actos sistemáticos para proteger a Belaunde”, opinó.

Recordó que el Gobierno de Bolivia solicitó el jueves último que el régimen peruano fijara fecha y hora para la entrega de Martín Belaunde.

“¿Lo hizo? No lo hizo”, precisó Yeni Vilcatoma tras lamentar que tampoco se haya pedido a Bolivia la prisión preventiva.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.