Los rostros detrás de la paralización en Arequipa

los-rostros-detras-de-l

Gerónimo López pasó del PUM al PCP y Jorge del Carpio fue recluido en un penal por sus vínculos con SL.

El pasado 5 de mayo nació la propuesta para organizar un paro general regional en Arequipa entre el 12 y 14 del mismo mes, el cual comenzó a cobrar vigencia a través de las redes sociales, pero principalmente a raíz del discurso de dirigentes de agrupaciones sociales, como la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa (FDTA), que dirige desde hace años Gerónimo López Sevillano. El objetivo: detener el proyecto minero Tía María.

La convocatoria tuvo eco rápidamente en otras organizaciones sociales, como la denominada Asamblea Popular de los Pueblos de Arequipa (APPA), dirigida por Jorge del Carpio Lazo, y el Movimiento de Afirmación Social (MAS), a través de su comité regional, representado por Bladimiro Begazo Begazo y José Figueroa Cuentas.

Este último y López Sevillano asumieron así la representación del denominado Comité de Solidaridad con el Valle de Tambo, que organizó la convocatoria de prensa para el anuncio de la medida de fuerza, así como lo relacionado con su promoción y difusión. La FDTA se hizo cargo de lo demás.

GERÓNIMO. Pero ¿quién es Gerónimo López? En el año 2012 fue elegido por tercera vez secretario departamental de la FDTA (que agrupa a 73 gremios), luego de siete años en el cargo y en medio de un reñido proceso en el que su oponente fue Mariano Nina Hancco, dirigente de Construcción Civil, es decir, las mismas bases que llevaron a López a la FDTA en su primera elección.

Su vida política la inició en el Partido Unificado Mariateguista (PUM) y de allí migró al Partido Comunista del Perú (PCP), donde fue miembro del comité central. Ello explica su afinidad con Figueroa Cuentas, otrora hombre de prensa y hoy delegado del MAS en Arequipa y militante del Movimiento Nacional de Izquierda.

Juntos, el 19 de marzo de 2012, marcharon por las calles de Arequipa en solidaridad con la lucha antiminera de Cajamarca y pidiendo la destitución del gabinete del entonces premier Óscar Valdés.

Esta marcha terminó con un mitin en la Plaza de Armas, donde uno de los oradores fue Felipe Domínguez Chávez, enraizado dirigente del Frente de Defensa del Cono Norte (Fredicon) y otras organizaciones ligadas a invasiones en el Cono Norte y alrededor de la carretera Arequipa-La Joya, las que también aparecieron como convocantes del paro regional en Arequipa.

Su mensaje en el año 2012 fue la cancelación del proyecto minero Conga.

HUELGA DE HAMBRE. La aparición de Jorge del Carpio en la escena del paro regional se remonta al inicio de las manifestaciones contra el proyecto minero en 2011, cuando viajó a Cocachacra en varias oportunidades.

ESTE AÑO. Del Carpio dirigió las movilizaciones que se efectuaron en la Plaza de Armas de Arequipa, en paralelo a las protestas en el valle de Tambo desde el 23 de marzo. Fue él quien reunió al grupo de pobladores que protagonizaron sin éxito una huelga de hambre en el atrio de la Catedral. Además, participó en los disturbios que protagonizó el 14 de mayo un grupo de violentos manifestantes en la Plaza de Armas y en la Av. Independencia.

En la Plaza de Armas de Arequipa, el dirigente estuvo presente cuando una fuerte detonación frente al Portal de San Agustín alarmó a los protestantes y policías la tarde del último jueves. Luego de este hecho, abandonó la plaza.

Del Carpio estuvo recluido en 1988 en el penal de Socabaya por tener vinculación con Sendero Luminoso (SL). Cuatro años más tarde fue detenido por la Policía por el mismo delito. Del Carpio, médico de profesión, alega que solo prestó asistencia médica a un militante de Sendero.

El galeno, junto a otros dirigentes de su agrupación, protagonizó en 2013 una marcha contra los congresistas regionales, y estuvo acompañado de Jorge Luis Mamani Romero y Gregorio Oros Soto. Según nuestras fuentes, el primero estuvo también en Socabaya en 1990 acusado por terrorismo. A Oros se le liga con el Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef).

EL PARO. Sin embargo, el paro regional no fue lo único que se acordó a inicios de este mes en la FDTA. Un comunicado de la Coordinadora Nacional de Frentes Regionales del Perú confirmó que esta era la puerta de entrada para el Encuentro de los Frentes Regionales y Organizaciones Sindicales, Populares y Sociales del Macrosur, y cuya agenda incluyó la toma de decisiones para la “lucha de la Macrosur en apoyo al valle de Tambo”.

La noche del último miércoles, el MAS emitió un nuevo pronunciamiento afirmando la contundencia del paro de los últimos tres días. En el punto 3 de su comunicado, advierten que “ante el riesgo de que el conflicto escale a mayores niveles de violencia”, se detenga el proyecto minero hasta que el nuevo estudio de impacto ambiental (EIA) sea aprobado por un organismo independiente que ofrezca garantías, pudiendo ser el mismo UNOPS.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.