Las 33 iglesias de Ayacucho, en abandono de las autoridades

las-33-iglesias-de-ayacuch

Gobiernos regional y locales hace mucho que no transfieren ni un sol para el cuidado del patrimonio.

A nivel nacional Ayacucho es conocida como la “Ciudad de las 33 Iglesias”, en las agencias de turismo se promocionan la majestuosidad de las mismas y la alta religiosidad que se vive a nivel de la población. La festividad de la Semana Santa es una fiesta tradicional que se vende a nivel internacional y todos se jactan del movimiento económico que genera ello. Sin embargo, ¿cuánto de todo lo percibido va a la restauración de las iglesias? (Consideradas patrimonio cultural) y ¿qué cantidad de dinero han transferido los gobiernos locales y regionales para preservarlas?

Según el Canciller de la Arquidiócesis de Ayacucho, Percy Quispe, desde que tiene memoria las únicas que miran por el mantenimiento de las iglesias son los sacerdotes y el Arzobispado de Ayacucho, lo cual no es suficiente.

“La financiamos con las limosnas y buscamos gente de buena voluntad que nos apoyen. Las cosas que tienen que ver con preservación y restauración tienen presupuestos altos, a penas podemos dar cierto tipo de mantenimiento para que no se sigan malogrando. Si alguna vez han invertido (las autoridades) no me acuerdo. Algunas iglesias se han restaurado, en tiempo de Monseñor Cipriani, con gobierno regional de la época, pero, después nisiquiera por asomo”, dijo.

GRAVE SITUACIÓN. EL MÁS CLARO EJEMPLO DEL ABANDONO QUE HAN SUFRIDO LAS IGLESIAS EN ESTOS ÚLTIMOS AÑOS ES LA CATEDRAL. DESDE LA ENTRADA HASTA CADA UNO DE SUS ATRIOS LUCE DESCUIDADA, Y NO POR FALTA DE LIMPIEZA, SINO QUE REQUIERE DE UN MANTENIMIENTO URGENTE.

“Una de nuestras debilidades es que nunca nos hemos percatado en qué condiciones se encuentra nuestra Catedral, esta bien descuidada, cuanto quisiera que todo se arregle, pero implica un ingreso que muchas veces no tenemos, vivimos de la limosna y recurrimos a las personas de buena voluntad. Desprendámonos para que nuestra catedral luzca como lució al inicio de su construcción”, manifestó el sacerdote de la Catedral Félix Pariona.

Asimismo, agregó que en reiteradas oportunidades ha pedido a la Municipalidad de Huamanga para que le facilite un sereno que dé seguridad los fines de semana.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.