Cuando la insensibilidad del hombre es cruel – Ayacucho.

cruel

Asociación Peludos en Apuro ejecuta campañas de esterilización para disminuir número de animales.

Se hizo costumbre ver en las calles de Huamanga a perros abandonados que buscan refugio en puertas, pasadizos, bancas de parques o en cualquier lugar donde se sientan protegidos y seguros.Cientos de personas caminan y observan estas escenas, pero son pocos los que se acercan y brindan su amor y cariño a estos animales, que a diario sufren por hambre y frío.

Algunas, son hembras que sin un hogar tuvieron que parir a sus crías en plena calle, parque o un hueco que encontraron en su diario y largo camino en busca de comida.

Alicia Núñez y Sharol Huarcaya, rescataron hace un par de semanas a una perrita sin hogar, que parió en un descampado del cerro Acuchimay. Le brindaron comida y un hogar temporal.

Como este caso, son cientos de personas que ayudan anónimamente a animales en abandono, cuya población crece preocupantemente.

RESCATE Y AYUDA. Hace 2 años se fundó la Asociación Peludos en Apuros de Ayacucho, con el objetivo principal de disminuir la gran cantidad de animales abandonados y sin hogar, que deambulan por las calles y barrios.

A diario, reciben entre 20 a 30 llamadas de emergencias de animales en situaciones deplorables.

Casi el 90% son rescatados por las propias personas, pero el resto solo reciben alimento y un poco de cariño por la falta de espacio en sus viviendas.

“Rescatamos a diario unos 15 a 20 perritos y gatitos, a los que les buscamos un nuevo hogar”, informó Gessika González, presidenta de la asociación.

Sin embargo, el problema radica en la sobrepoblación de mascotas en la ciudad. Situación que se muestra ajena a las autoridades locales, pese a ser de su competencia.

La Organización Mundial de la Salud ha señalado en reiteradas ocasiones que la solución al problema no es la eliminación masiva o la recolección y hacinamiento, sino que el único método ético y eficaz de control de la población animal, es la esterilización. Desde su fundación, Peludos en Apuros, viene exigiendo a las autoridades la implementación de veterinarias municipales, que realice esterilizaciones, pero sin recibir respuesta positiva hasta la fecha.

Es así que con sus propios recursos hace un año y medio iniciaron su primera campaña de esterilización en la zona de Yanamilla y hasta la fecha han realizado 1,120 esterilizaciones, gran parte de ellas en los barrios de escasos recursos, que es donde se concentra la mayor cantidad de animales abandonados, como también donde vive la gente más humilde que no tiene medios para movilizarse hasta las veterinarias privadas, ni mucho menos dinero para pagar el costo de la cirugía.“Nos duele ver a animalitos caminando de hambre y frío. No los abandonen, son miembros de su familia y merecen cariño”, explicó.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.