Argentina ganó 1-0 a Uruguay por el grupo B de la Copa América 2015

Noticia-141171-argentina-vs-uruguay-sergio-aguero

Con un gol de cabeza de Sergio Agüero en el segundo tiempo, Argentina sacó un triunfazo en La Serena y va camino a los cuartos de final.

Argentina logró hoy su primera victoria en la Copa América 2015 y se acerca a la clasificación después de superar por 1-0 a una rocosa Uruguay, que necesitó el gol en contra para tratar de buscar la victoria. Sin lugar a duda fue un sufrido triunfo que revela varios errores albicelestes.

Bien comandada por Javier Mascherano y Lucas Biglia, pero sobre todo por el incisivo Pastore y los intermitentes destellos de Lionel Messi, Argentina se mete de lleno en la puja por el primer puesto del grupo B de la competición y deja atrás el tibio comienzo que protagonizó tras empatar con Paraguay en el primer partido.

En el encuentro de hoy no dio lugar al engaño Uruguay, que desde el primer minuto de juego cedió el balón a Argentina y se limitó a mantener sus líneas y echar arena al fuego para evitar que Argentina elaborase juego. Óscar Washington Tabárez, sacrificó incluso a Nicolás Lodeiro.

Diego Rolán, fue desplazado a la banda derecha para defender las internadas en velocidad de Ángel di María. Los mediocentros Arévalo Ríos y Álvaro González cortaron lo que pudieron pero Uruguay se pasó toda la primera mitad metida en su cancha y Argentina comenzaba a llegar con peligro.

Sin aparecer mucho, Lionel Messi, sobre todo cuando lograba asociarse con Pastore y Di María, conseguía que sucedieran cosas. Pese a lo rácano de su propuesta, Uruguay también tuvo sus chances, en sendos cabezazos de Diego Godín y Diego Rolán que no vieron puerta.

Mismos hombres y mismos planteamientos en el inicio de una segunda mitad en la que casi se ve sorprendido Sergio Romero, que despejó un fuerte disparo de Maxi Pereira tras una buena jugada en banda derecha del jugador del Benfica.

En el gol, Javier Pastore inició la jugada al abrir en banda derecha a Zabaleta, quien puso un centro a la cabeza de Agüero ante cuyo remate nada pudo hacer Muslera.

El dominio Albiceleste era abrumador y los cánticos de ¡ole, ole! dibujaban una Uruguay deprimida que necesitaba arriesgar si quería cambiar el relato del partido.

Tabárez movió el banco y puso en liza a Carlos Sánchez y a Abel Hernández, y Uruguay tomó algo de aire, estiró algo sus líneas y generó algún ¡uy! de parte de su hinchada, aunque las amenazas a Romero no fueron demasiado serias.

Argentina ya no controlaba el balón, pero tenía más espacios para llegar y Messi, tras una buena combinación con Agüero, tuvo la sentencia, pero Muslera despejó a córner. Las últimas ocasiones fueron para Uruguay, todas en manos de Abel Hernández, pero la Celeste no obtuvo premio a su tardío despertar y pagó el pobre planteamiento inicial.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.