​Lima – Cuatro miembros de la promoción de Ollanta Humala son ascendidos en el EP

cuatro-miembros-de-la-promocio_

Congresistas coinciden en señalar que el Ejecutivo propició las condiciones para que los allegados al Presidente de la República en el Ejército se beneficien con la polémica medida.

El Ejecutivo oficializó ayer los ascensos en el Ejército, los cuales favorecen a un grupo de generales de la promoción del presidente Ollanta Humala, denominada Héroes de Pucará y Marcavalle (1984).

A través de la Resolución Suprema 401-2015, publicada en el diario oficial El Peruano, se detalla que la decisión ha sido adoptada por la Junta de Selección para ascensos a grado de Oficiales Generales.

Cuatro generales de brigada de la promoción del Mandatario Ollanta Humala ascendieron a general de división, grado máximo en el Ejército, el cual deberán asumir desde enero de 2016.

Los generales de la promoción de Ollanta Humala que ascendieron son Manuel Jesús Martín Gómez de la Torre Araníbar, Manuel Roberto Rodríguez Luna Victoria, Próspero Otoniel Díaz Arrué y Augusto Javier Villarroel Rossi.

De otro lado, de la promoción Héroes de La Breña (1983), ascendieron los generales de brigada Óscar de Jesús Reto Otero y Jorge Orlando Celiz Kuong.

Lo que genera polémica en este proceso de ascensos es el alto número de vacantes establecido para la promoción de Ollanta Humala, ya que tradicionalmente el sistema castrense otorga dos vacantes por cada una.

Además, según la Ley de Situación Militar de los Oficiales de las Fuerzas Armadas, para ascender al máximo grado en el Ejército se requieren cinco años como general de brigada.

Sin embargo, el Decreto Supremo 009 de 2013 cambió los requisitos en favor de los allegados a Ollanta Humala.

QUIÉN ES QUIÉN. De los ascendidos que integran la promoción de Ollanta Humala, el único que tenía el perfil para ser promovido es el general Gómez de la Torre, quien como general de brigada desde 2010 contaba con los cinco años en el cargo que exigen las normas.

Actualmente está a cargo de la Comandancia General del Norte, la primera división del Ejército.

Augusto Javier Villarroel Rossi es uno de los mejores amigos de Ollanta Humala de toda su promoción militar y pertenece al arma de Artillería, al igual que el jefe de Estado.

Tiene a su cargo el comando de Educación del Ejército y le correspondería ocupar una división del Ejército de las cinco que existen.

En tanto, Manuel Rodríguez Luna Victoria es el responsable de la Comandancia del Sur, perteneciente a la Tercera División del Ejército, pero a diferencia de los anteriores, pertenece al arma de Infantería.

Próspero Díaz Arrué se encuentra a cargo de la Dirección de Planeamiento del Ejército y estaría al mando de la quinta división del Ejército, en la selva. Pertenece el arma de Caballería.

Los tres últimos cuentan con solo cuatro años como generales de brigada, a diferencia de Gómez de la Torre.

PROMO EN REGLA. Pero la situación cambia en la promoción 1983. Reto Otero, por ejemplo, tiene seis años como general de brigada y actualmente se encarga del Comando Logístico del Ejército.

Celiz Kuong cuenta con cinco años como general de brigada y actualmente es agregado militar en la Embajada del Perú en Estados Unidos, y en los últimos cuatro años ha tenido cargos en el extranjero.

Con los seis ascendidos a general de división se completa la lista de 12 en ese grado.

ESTRATEGIA. Para el general de división en retiro Leonardo Longa, con los ascensos de la promoción de Ollanta Humala se ha cumplido el plan Polo Verde que, según él, tiene el objetivo de copar el Ejército con los allegados del Mandatario.

“Este objetivo se cumple con miras a las elecciones generales de 2016, para lo cual requiere que la promoción tenga todas las comandancias generales del país”, señaló.

A su juicio, el tema de los ascensos ha sido manejado estratégicamente por el Gobierno desde el año 2012. “Para los nuevos ascensos en 2016 los que se van a beneficiar son nuevamente los integrantes de la promoción de Humala, pero también la de su hermano Antauro (1985)”, afirmó.

En ese sentido, pidió estar alertas con respecto a los pases al retiro que se ejecuten a fin de año, ya que podría haber un interés para seguir sacando del camino a miembros de promociones diferentes a la de Humala.

En otro momento, señaló que los actuales ascensos perjudicarán a generales de brigada que tienen cuatro y cinco años en el cargo, los que no tuvieron oportunidades y pasarán al retiro.

“Los hermanos Humala dirigirán el Ejército y lamentablemente no están preparados para comandar, ya que no tienen experiencia”, destacó.

Finalmente, señaló que ninguno de los ascendidos de la promoción de Ollanta Humala tiene la capacidad de dirigir la cuarta división del Ejército, que es la correspondiente al Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Para Fernando Rospigliosi, la situación suscitada con los ascendidos es una mala señal, ya que significa que Humala controlará el Ejército.

“En el próximo gobierno esto tiene que cambiar. Preocupa los cargos que van a ocupar, y que pueden ser usados políticamente, más aún cuando se acercan las elecciones”, advirtió.

Agregó que solo dependerá del nuevo gobierno reestructurar el Ejército. “Tiene que haber importantes pases a retiro para restablecer la meritocracia a fin de que los políticos no hagan lo que quieran con el Ejército”, sostuvo.

Asimismo, señaló que para el año 2016 ascenderán no solo integrantes de la promoción de Ollanta Humala, sino de la de su hermano Antauro Humala.

“Corre el riesgo de que hagan propaganda política. Se podrían declarar en emergencia algunas zonas regionales y los máximos cargos encargados de la zona tendrán un papel importante”, agregó.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.